Es un consenso compartido que España y Portugal son países hermanos. Forman parte de una hermandad ibérica, junto con Andorra. Hay quien prefiere contribuir al olvido sistemático del hermano vecino porque sería caer en una forma de incesto histórico, pero hay otros que se rebelan ante ese desdén que choca contra toda racionalidad. Estos son los iberistas.

Este blog estudia el hecho diferencial ibérico y sus paralelismos y diferencias internas, así como promueve la convergencia de los países de lengua española y portuguesa. Lo que peninsularmente se traduce en Iberia y globalmente en Iberofonía.

Ser iberista es reconocerse como habitante de la Península antes de ser portugués, español u outro sentimiento nacional. Y posteriormente, desde el reconocimiento nacional de las partes, queremos generar una tendencia hacia el entendimiento.

Iberismo es más Portugal y no menos. Más Portugal en la Península y en el mundo. Es unión sobre nuevas bases. Es crecimiento de las partes y el todo. Es conocimiento mutuo.

El nacionalismo ibérico no es expansionismo español pese a lo que digan determinados libros de historia portugueses y determinados sectores nostálgicos españoles. La historia del movimiento iberista confirma la tesis del respeto a la soberanía portuguesa. El anexionismo hay que calificarlo como tal. El iberismo es lusófilo como condición necesaria. E investiga permanentemente sobre el misterio portugués.

El patriotismo ibérico es una forma de reconciliarnos entre los pueblos ibéricos, con nuestro indigenismo mestizo y con sectores apátridas de la izquierda española, para unirnos en una tradición política patriótica sana. La tradición que nace con la guerra peninsular antinapoleonica y la Constitución de Cádiz. E incluso la Iberidad nos conecta con nuestro mestizaje, nuestra mediterraneidad/africanidad e interculturalidad, que los políticos actuales ignoran para explicar el espíritu tolerante e integrador con la inmigración que tienen los pueblos ibéricos.

Iberismo es, también, superar pequeñas mezquindades que justifican al aislamiento mutuo. Es tener visión estratégica global.

Conscientes de la complejidad de la convergencia entre una nacionalidad hecha Estado, como el caso portugués, y varias nacionalidades embutidas a su vez en una que se hizo Estado, el caso español, debemos ser creativos en las fórmulas mixtas, duales y multinacionales para crear un proyecto fuerte común. Un proyecto común que no será ya en el marco de la democracia española, sino en la ibérica. Es decir recuperar Hispania/Iberia con el sacrificio de España. No obstante, los primeros pasos deberán ser entre lo sujetos soberanos ibéricos: España, Portugal y Andorra. Se necesitará la generosidad de las partes para hacer posible una integración en igualdad. En lo que se refiere a los primeros pasos entre España y Portugal, deben ser tratados al 50%, 50-50.

Necesariamente el iberismo tiene que ser un movimiento unitario cordial y abierto contra la fragmentación con los ojos puestos en la Iberofonía.  Un movimiento que no uniformiza, sino que genera sinergias.

El iberotropicalismo es la antropología del mestizaje de los pueblos ibéricos o de raíz ibérica. Está basado en la teoría de Gilberto Freyre del hispanotropicalismo y el lusotropicalismo. Esa identidad mixta antropológica da sustrato a lo que denominamos Iberidad o Ibericidad, alma de la civilización ibérica.

Hay más similitudes que diferencias, puesto que aunque hemos vivido públicamente de espaldas, “secretamente” ha habido relaciones anónimas y de poder (de reojo). La élite cultural siempre estuvo conectada. Como países genéticamente hermanos, hemos tenido una historia paralela de auge y decadencia, además de compartir los factores climáticos/geológicos, lingüísticos, religiosos, culturales y gastronómicos de nuestra nave compartida: la Península. Pese a la fuerte atlanticidad portuguesa,  la peninsularidad/Iberidad de Portugal es incuestionable, más aún sabiendo que Portugal derivó, sin que ello suponga un menosprecio a sus grandes hitos nacionales, institucionalmente de León y lingüísticamente de Galicia. Al fin y al cabo, los ibéricos somos una nación cultural pluriestatal.

Es la hora de sincronizar relojes históricos y reencontrarnos para despertar al “genio peninsular” que tan bien describió Oliveira Martín.

Sobre la indisoluble e indivisible nación cultural Ibérica

Portugal es a Iberia lo que Castilla fue a España.

De Iberia, buen viento y buen casamiento.

Pablo González

ESTE BLOG APOYA EL CORREDOR DEL SUROESTE IBÉRICO (AVE MADRID-LISBOA VÍA EXTREMADURA)

El debate escolástico entre lo hispano- y lo íbero-/ibérico. ¿Relaciones hispanoportuguesas o lusoespañolas?

DOCUMENTAL SOBRE LOS PIRINEOS Y LA PLACA IBÉRICA

EXPLICACIÓN DEL LOGO DEL BLOG

PARA CONTACTAR CON EL AUTOR DEL BLOG, PUEDEN DEJAR UN COMENTARIO EN LA PARTE INFERIOR DE ESTE POST.

blog sobre iberismo

Anuncios

2 comentarios en “Aclaraciones urgentes para el nuevo lector

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s