España es una unión parcial, imperfecta e incompleta de Iberia. A mi modo de ver, desde el iberismo no hay capacidad de negociar con el separatismo cuando éste no propone ningún marco ibérico de federación. España es, metafóricamente, un 50% de Iberia (geográficamente lo es más) y un 50% Castilla-Madrid por su formación histórica. Atacar a la España constitucional es atacar a un 50% de Iberia, puesto que también es una unión cordial y plural, respetada en el mundo. La plurinacionalidad cultural, sin lealtad al proyecto compartido, desemboca en la plurinacionalidad política, que implica una fragmentación de soberanías, lo que supondría un retroceso histórico por el debilitamiento de un Estado Ibérico, que sólo podría materializarse en un escenario de guerra civil. La plurinacionalidad cultural debe ser asumida como plurilingüismo, tal y como en la Declaración de Lisboa asume para las instituciones ibéricas una triple oficialidad del portugués, el castellano y el catalán, sin perjuicio de las oficialidades y cooficialidades internas de cada Estado.

iberian

Frente al separatismo balcanizador, Estado Ibérico. Frente al españolismo, confederación de Estados Ibéricos. Frente al aislamiento, más iberismo, más acercamiento a Portugal y más protagonismo de Lisboa en los asuntos internos ibéricos.

Si la propuesta separatista quiere situarse en el plano ibérico, entonces el soberanismo catalán debe presentar, por un lado, una propuesta de reforma constitucional en el parlamento español, y por otro, presentar a los gobiernos de España, Portugal y Andorra, puesto que son los únicos sujetos políticos ibéricos soberanos en este momento, su propuesta de federación/confederación ibérica. Cualquier otra vía sólo está llamada al fracaso de la convivencia entre hermanos ibéricos. E incluso, a la irresponsabilidad de un enfrentamiento civil.

Reproducimos a continuación un artículo del presidente de honor del Partido Ibérico Íber, Casimiro Sánchez Calderón, sobre el conflicto catalan y la plurinacionalidad.

Plurinacionalidad: o ese infantil interés de volver a la Edad Media.
La Edad Media no fue una época ideal para los trabajadores. Sería imposible recordar las humillaciones, los sacrificios, las necesidades, los abusos, a los siervos.
La cultura estaba vedada al pueblo. El derecho de pernada ponía a las jóvenes al servicio del señor. Artistas y artesanos estaban siempre disponibles para la corte. A marineros y campesinos se les movilizaba  continuamente en guerras de dominio…
Pues esa es la época que se reivindica para justificar la plurinacionalidad de España. Lo que entonces hubo no fueron naciones, sino reinos (plurimonarquía) como consecuencia de la Reconquista.
La unión de los reinos, efectuada por Isabel y Fernando, fue una premonición de la necesidad de ser más fuertes ante la globalización que ya había iniciado Portugal.
Si Portugal se hubiera integrado en esa unión peninsular, la globalización se hubiera adelantado siglos, porque el equilibrio militar, económico, científico y cultural de Iberia hubiera sido indestructible. El imperio inglés no hubiera existido.
A partir de finales del siglo XV, España ha sido siempre una nación, no democrática, como todas, pero una nación. Dentro de su debilidad, siempre ha sabido aguantar las embestidas de dentro y de afuera que no han sido pocas.
El Partido Ibérico (íber), partido de unidad, diálogo, de solidaridad entre todos los trabajadores del mundo, no va a permitir que sea la derecha española quien defienda exclusivamente la unidad de España.
La Constitución que tenemos, que es más progresista que conservadora y  ha sido conseguida con el sacrificio de varias generaciones, no puede ser manoseada ingenuamente mi empañada con el lodo de la desunión. Porque la desunión solo interesa a las oligarquías locales que actúan impunemente y controlan las leyes.
La Declaración de Lisboa firmada hace un año entre el Movimento Partido Ibérico (PI) de Portugal y el Partido Ibérico (íber) de España lo deja muy claro, solo una Confederación entre Portugal, España y Andorra es posible.
Autor: Casimiro Sánchez Calderón 
Presidente de Honor del Partido Iberico Íber.
Anuncios

Un comentario en “Sobre la unidad de Iberia y la unidad de España

  1. Creo con convencimiento, que lo que proponen los plurinacinalistas es solo porque están convencidos de que no pueden llegar nunca al poder si no dividen, es lo más antiguo de la historia, los romanos ya decían divide y vencerás, nosotros somos diferentes, somos un partido ibérico, todos unidos, con una sola constitución única indivisible, la unión de todo al servicio del pueblo y para el pueblo, respetando las leyes y la unión. Pero las plurinacionalidades solo me recuerdan al tiempo de los reinos de taifas, que es lo que quieren los comunistas y los socialistas actuales del PSOE. Mejor hagamos algo útil y bueno para el futuro de los bien queridos países ibéricos. Con cabeza y buen hacer, y sobre todo para el bien del enorme país ibérico.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s