iberiaNo hace muchos años el inolvidable Maragall, mi amigo del alma, y yo proyectábamos haber fundado una revista, que habría de haberse llamado Iberia y estar escrita en las lenguas literarias de la península: castellano, catalán y portugués. Algún día publicaré noticias circunstanciadas de aquel proyecto, con lo que al respecto me escribía Maragall. El cual llegó a proponerme que la revista se editase aquí en Salamanca, como ciudad española la más próxima al centro de Portugal.

El proyecto era entonces poco practicable, pero me halagaba. Halagábame el llegar a tener un órgano de aproximación espiritual entre los pueblos ibéricos de distintas lenguas. Aproximarse espiritualmente es conocerse cada vez mejor. Y mi ensueño y ahínco ha sido que nos conozcamos, aunque sea para disentir. Sé que conociéndonos mejor en nuestras diferencias respectivas y mútuas, llegaremos también mejor a conocer nuestro común espíritu ibérico, lo que nos une frente a la diferencia común con los demás pueblos hermanos en humanidad.

Sí, que nos conozcamos aunque sea para disentir. Sin estos disentimientos interiores y por así decirlo domésticos no hay vida que valga ser vivida. Tenemos que defender lo que nos diferencia tanto como lo que nos une. Y ay del día en que Alemania, que según el químico Guillermo Ostwald ha alcanzado una etapa de civilización más alta que la de todos los demás pueblos, llegara a imponer por la guerra esa civilización a esos otros pueblos! Porque lo que Alemania quiere, según el mismo Ostwald, es organizar Europa, pues Europa, dice, no ha sido organizada hasta ahora. Y ya sabéis lo que esa organización significaría; una dictadura de la diferenciación nacional del trabajo asignando a cada pueblo el papel que según ella, la dictadora, le corresponde; la muerte del libre albedrío nacional.

Unes buenos animales domésticos, lucios y bien mantenidos, y que darían su mayor rendimiento en manos del empresario imperial. Por algo Ostwald, al tratar de la energética sociológica en su obra La energética empieza por la colmena. Seríamos las abejas de Germania.

Iberia. He aquí que nuestro viejo proyecto, el de Maragall y mío, resucita al conjuro de la guerra europea. Porque esta guerra va a tener la virtud, entre otras cosas, de despertar sentimientos nacionales dormidos, de hacer que los pueblos vuelvan a sí y hagan examen de conciencia. Por lo pronto ya Alemania, al romper el pedazo de papel —así le llamó el canciller Bethman-Hollweg — que era el acta en que, con otras potencias, consagraba la independencia y la neutralidad de Bélgica, le ha libertado a ésta de ese pedazo de papel, y le ha dado la futura independencia no neutralizada ni mediatizada, la ha convertido en una verdadera potencia— grande o chica, ¿qué importa?

Iberia. Un órgano en que los distintos pueblos que la integran nos comuniquemos en nuestras sendas, lenguas. Y téngase en cuenta que no abjuro de mis deseos y mis esperanzas respecto al porvenir de esas lenguas y a su fusión un día. ¡Mas nunca por la fuerza! Nunca aplaudiría métodos como los, que para la germanización lingüística ha empleado Alemania en Alsacia y Lorena y en Polonia. La unidad es buena y santa, pero cuando es violentada no es unidad.

Iberia. Surge de nuevo la idea de un órgano escrito en las tres lenguas literarias de la Península ibérica al trágico calor de la guerra y ante el peligro de la propaganda germánica en España, en esta España a la que ahora adulan esos germanos que tanto la han desdeñado siempre.

Y digo propaganda germánica y, no germanófila adrede y con su cuenta y razón. Aquí, en España, hay sin duda españoles germanófilos y de una germanofilia desinteresada y noble, como hay francófilos y anglófilos pero observad que mientras la campaña a favor de los aliados la llevarnos, en general, españoles que ni fuimos requeridos para ello ni buscamos sino el triunfo del reino de Dios y su Justicia, la campana literaria germánica es, en general y salvo algunas excepciones, dirigida por alemanes. Si mañana, pongo por caso, apareciera un órgano de propaganda titulado Germanía o cosa así, podréis jurar que no está dirigido y sostenido, corno lo está éste, por españoles, ni por españoles germanófilos, sino por alemanes. Y es que así como el ejército turco ha tenido que ser organizado y dirigido por oficiales alemanes, así también, nuestro ejército turco español de pluma tiene que ser organizado, dirigido y sostenido por oficialidad literaria germánica.

Lo que malgasta en papel esa gente que ha declarado un pedazo de papel el acta solemne de la independencia de Bélgica ¡Y la fe que parece tener en la credulidad de nuestro pueblo! Esa es, sin duda, la manera de empezar a organizarnos; inundarnos de embustes como de ellos han inundado á su Propio tan crédulo pueblo.

Diario germanófilo hay en Madrid que parece español — y así lo dice él mismo a diario — y no es sino órgano de la Embajada de Alemania, de donde recibe el santo y seria y la verdad cotidiana por lo menos.

Iberia. Que esta revista, nacida al trágico calor de la guerra, sobreviva a la paz y que sirva de hogar en que aprendamos a conocernos los distintos pueblos ibéricos, a conocer lo que nos diferencia que es a la vez conocer lo que nos une; en que aprendamos también a disentir con clara conciencia de nuestros disentimientos. Y que nadie de fuera venga a querer organizarnos. Afuera ese armado viajante de comercio—soldado, commis voyageur y catedrático en una pieza — que pretende marcarnos el papel que hemos de hacer en el mundo por él organizado. ¡Qué nos dejen a cada uno de nosotros como somos! Hasta nuestros vicios nos son más queridos que sus virtudes. Quédese, pues, con ellas.

MIGUEL DE UNAMUNO

Fuente: http://mdc2.cbuc.cat/cdm/compoundobject/collection/iberia/id/3/rec/1

Hemeroteca

unamuno

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s