[Vídeo. 25/10/18. Casa de América] Presentación del libro “Iberofonía y Paniberismo. Definición y articulación del Mundo Ibérico”, de Frigdiano Álvaro Durántez Prados

Anuncios

“El Espacio de la Iberofonía ya está en marcha”

El autor, Frigdiano Álvaro Durántez Prados (Madrid, 1969), Doctor Europeus y Premio Extraordinario de Doctorado en Ciencia Política por la Universidad Complutense de Madrid, es pionero en la corriente contemporánea del Paniberismo o Iberofonía, teoría y tendencia geopolítica y cooperativa que propugna la definición y la articulación de un Espacio Multinacional de Países de Lenguas Española y Portuguesa de todos los continentes.

  • Qué es el Espacio Panibérico o de la Iberofonía. Concepto y elementos principales

La lógica y la potencialidad derivadas de la afinidad sustantiva entre los dos principales idiomas ibéricos, el español y el portugués ─únicas grandes lenguas internacionales recíprocamente comprensibles en líneas generales─, junto a profundos y numerosos elementos de naturaleza cultural, histórica, geopolítica y cooperativa, están en la base del Espacio Multinacional de Países de Lenguas Española y Portuguesa ─el llamado Espacio Panibérico o de la Iberofonía─, que corresponde en gran medida al sumatorio de la Comunidad Iberoamericana de Naciones (CIN) y la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP).

Se trata de un conjunto multinacional que agrupa a más de 800 millones de personas y una treintena de países de todos los continentes, que constituye el primer espacio lingüístico del mundo, y que representa la quinta parte de la superficie del planeta, así como la décima en términos demográficos.

Los países oficialmente iberófonos son Andorra, Angola, Argentina, Bolivia, Brasil, Cabo Verde, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, República Dominicana, España, Guatemala, Guinea Bisáu, Guinea Ecuatorial, Honduras, México, Mozambique, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, Puerto Rico, Santo Tomé y Príncipe, Timor Oriental, Uruguay y Venezuela. A éstos hay que sumar, por la gran presencia de la población hispanohablante y de la lengua española, los Estados Unidos de América o su comunidad hispánica; por su raíz y su cultura hispánicas, las Islas Filipinas y otras del océano Pacífico; el pueblo judeoespañol o sefardí; las comunidades lusodescendientes del mundo, incluida particularmente la luxemburguesa; así como el pueblo saharaui y numerosas poblaciones del Caribe no hispano pero de fuerte influencia hispánica, como son Belice, Guyana, Trinidad y Tobago y otras islas y archipiélagos. No se debe olvidar tampoco la fuerte vinculación histórica y cultural hispánica de países europeos como Italia, ni la creciente e importante presencia de elementos de base cultural y lingüística iberoamericana en Canadá.

Respecto al peso y la proyección demolingüística de los idiomas ibéricos, cabe destacar la extraordinaria dimensión de la Iberofonía al aunar el español ─segunda lengua materna y de comunicación internacional, hablada por más de 570 millones de personas─ y el portugués ─segunda lengua ibérica y latina, con más de 230 millones de hablantes─. En el interior de este gran espacio multinacional intercontinental conviven multitud de otras lenguas diferentes que lo enriquecen, no sólo de la Península Ibérica, sino, en mucho mayor número, de América, África y Asia; pero el común denominador lingüístico de lo iberófono a nivel internacional lo constituyen los grandes idiomas vehiculares ibéricos, el español y el portugués, y, más exactamente, la base lingüística común derivada de la afinidad sustantiva entre los mismos.

  • Cuál es el sentido de la articulación panibérica o de la Iberofonía

La articulación del Espacio Panibérico o de la Iberofonía contribuirá a dar mayor visibilidad e influencia internacional a los países iberófonos, a promover la cooperación horizontal y triangular entre Estados de América, Europa, África y Asia, y a equilibrar en términos geoculturales ─y en beneficio de toda la Comunidad Internacional─ algunos aspectos y cosmovisiones homogeneizadores de la globalización en curso, como la hegemonía y preponderancia actuales de las pautas y visiones de matriz angloparlante.

  • Cuáles son los principales procedimientos y mecanismos institucionales para la articulación de la Iberofonía internacional.

Por un lado, el establecimiento de marcos de cooperación y concertación formales entre los Organismos Iberoamericanos y la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa, CPLP, que reconozcan y aprovechen la realidad de la existencia de facto de un gran Espacio internacional iberohablante. Por otro lado, la ampliación de los Organismos Iberoamericanos con los países lusófonos de África y Asia; y la ampliación de la CPLP con países hispanohablantes. En última instancia, la articulación final de un Espacio General de Cooperación y Concertación para toda la Iberofonía mundial.

  • Cómo ha sido el proceso de convergencia histórica entre los conjuntos de países de lenguas española y portuguesa.

Históricamente, se ha producido una primera fase en la convergencia de la Iberofonía internacional, que es la que ha asociado en el seno de la Comunidad Iberoamericana de Naciones a los países hispanohablantes y lusófonos de dos continentes, América y Europa. Actualmente, ya ha comenzado la segunda fase de convergencia de la Iberofonía internacional, que es panibérica porque incluye a todos los países iberófonos de todos los continentes, y que, en un tiempo singularmente breve en términos históricos ─sólo dos decenios─, ha alcanzado hitos muy significativos, entre otros, los siguientes:

1-Numerosas iniciativas civiles (académicas, cooperativas, deportivas, periodísticas, premiales, políticas) que asumen y propugnan en los últimos lustros la articulación del Espacio de la Iberofonía.

2-Relevantes declaraciones de altos mandatarios de países de lenguas española y portuguesa poniendo en valor la existencia y la potencialidad del Espacio de la Iberofonía.

3-Conclusión de diversos Convenios interinstitucionales entre los Organismos Iberoamericanos y la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa, CPLP.

4-Incorporación, como observadores, de países lusófonos no iberoamericanos a los Organismos Iberoamericanos; y adhesión de países hispanohablantes a la CPLP como observadores asociados:

a)-Incorporación de los países lusófonos africanos y asiático, en calidad de observadores-colaboradores, a la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI). Se crea, de hecho y de derecho, un espacio de cooperación panibérico.

b)-Adhesión de la OEI y de países hispanohablantes e iberoamericanos (Uruguay, Argentina, Chile, Andorra) a la CPLP en calidad de observadores asociados. Incorporación de Guinea Ecuatorial, país hispanohablante, a la CPLP, único Estado no lusófono que es miembro pleno de dicha organización.

5-El Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica (OIJ) se proyecta formalmente hacia la lusofonía no iberoamericana.

  • Estado de situación: el Espacio de la Iberofonía ya está en marcha pero requiere mayor involucramiento oficial.

Hasta ahora, la articulación del Espacio de la Iberofonía ha progresado básicamente por la fuerza y la lógica de las afinidades y los elementos objetivos que la sustentan, junto a comprometidos esfuerzos individuales que han puesto en valor tales elementos y que han planificado y ejecutado actuaciones específicas a favor de dicha articulación.

Es decir, el Espacio de la Iberofonía, a pesar de la evidencia de su lógica y su sustantividad ─muy superiores a los de otros espacios geolingüísticos y culturales del mundo─, ha venido en gran medida conceptuándose y construyéndose, hasta tiempos recientes, sin un diseño y un impulso oficiales y estructurados, planteados con verdadera visión geopolítica. Es hora, por tanto, de que desde instancias oficiales se aborde con altura de miras este desafío ineludible que supone la plena articulación de la Iberofonía. Porque es un reto, una tendencia y una propuesta que redunda en beneficio de todos los pueblos de lenguas española y portuguesa del mundo y de la Comunidad Internacional en su conjunto.

  • Participación del autor en el proceso de exploración y de definición y articulación del Espacio de la Iberofonía

Frigdiano Álvaro Durántez Prados ha desarrollado una trayectoria académica, profesional y proactiva centrada en gran medida en la definición y la articulación del Mundo Ibérico, como pionero de esta tendencia, habiendo protagonizado o sido partícipe de algunos de sus hitos más relevantes. En el terreno científico ha realizado aportaciones en el campo de la Geopolítica y las Relaciones Internacionales en torno a categorías como los espacios multinacionales, los imperios, las Comunidades postimperiales, los regímenes internacionales y el constructivismo social. Actualmente presta atención a cuestiones relacionadas con la gobernanza universal.

  • Presentación y patrocinio del libro

El libro se presenta el jueves 25 de octubre de 2018 en la Casa de América, de Madrid, con las intervenciones del autor, del catedrático de Historia de América Mario Hernández Sánchez-Barba, del catedrático de Políticas Públicas Paulo Speller (ex secretario general de la OEI) y de la diplomática española Cecilia Yuste (directora de relaciones institucionales de Banco Santander). La obra ha sido patrocinada por la Fundación Banco Santander, la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI),  el Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica (OIJ), y la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (OISS). Ha recibido igualmente el auspicio de la Conferencia de Ministros de Justicia de los Países Iberoamericanos (COMJIB).

El desbordamiento iberófono del proceso iberoamericano. A propósito de la presentación del nuevo libro de Frigdiano Álvaro Durántez Prados

Más de un lego en la materia pensará al leer este posmoderno incunable, titulado: Iberofonía y Paniberismo. Definición y articulación del Mundo Ibérico” (2018) y editado por Última Línea, con apoyo de la OEI, OIJ, OISS, COMJIB y Fundación Santander, que cabe ubicarlo en el género de literatura fantástica. Lo cierto es que no es literatura, y si es fantástico es por su genialidad, y no por un supuesto carácter ficcional. La fuerza de esta proyección utópica estriba en su sólida base histórico-cultural-lingüistica y su progresiva confirmación práctica contemporánea, ayudada por las tendencias globalizadoras y los agentes activos iberoamericanistas y paniberistas. Basta asimilar el inapelable argumento paniberista de que el portugués y el español son “las únicas grandes lenguas internacionales recíprocamente comprensibles en líneas generales”, para darse cuenta del valor que entraña esta hipótesis descubierta, desarrollada y guardada como oro en paño por el doctor Frigdiano Álvaro Durántez Prados (Madrid, 1969). No hay flanco débil para la crítica. El autor domina el arte de la dialéctica, y como tal, se sabe todas las posibles antítesis. Están todas estudiadas.

iberofonia y panMuchos se preguntaron y se preguntan por qué clase de condena histórica pueblos hermanos, como los de raíz ibérica, deben estar mediados por una desconfianza. Imagínense si sumamos la posibilidad de superación definitiva de dicha incomprensión política y diplomática a la potencialidad objetiva de la intercomprensibilidad de ambas lenguas, especialmente en lecturas, como se demuestra en el día a día en las redes sociales. Pues bien, la propuesta pan-ibérica deslumbra a propios y extraños, y no sólo a recién llegados, sobre como los caprichos de la historia han conspirado contra una proyección plenamente lógica y racional. Pero lo que demuestra Durántez Prados es que dichos caprichos son superficiales, más aún en tiempos de la globalización de las comunicaciones, que funcionan como una suerte de catalizador de procesos transnacionales, rompiendo las estrechas y obtusas concepciones nacionalistas o superando los corsés del exclusivismo iberoamericanista o lusofonista. Lo cierto es que inconscientemente el proceso iberoamericano y el proceso lusófono han ido alimentando lo que, sin desmedro de esos procesos, es inevitable: la universalización policéntrica panibérica, es decir, el reencuentro de África y Asia, de raíz ibérica, con Iberoamérica. Y con ellos, la valorización de estos continentes por encima del eurocentrismo y del americentrismo. No tienen sentido las excepciones geográficas. Cabe destacar el papel simultáneo, que ejercen en la comunidad iberoamericana y la CPLP, los países: Portugal, Brasil y Guinea Ecuatorial.

cartel

La biografía paniberista del autor, que nos muestra en fotografías, supone toda una exclusiva de quien actuaba, hábil y sigilosamente entre bambalinas, sin que otros actores consiguieran detectar y conectar sus actuaciones como una estrategia sostenida perseverantemente en el tiempo. Con cierta malicia alguien podría decir que sólo parecería ser posible haber conseguido tener una biografía tan exquisitamente coherente con su obra si don Frigdiano Álvaro hubiese hecho la trampa de haber viajado del futuro al pasado, tras la elaboración de esta obra, para hacerse las fotos y los registros de documentación. Cierto es, permíteme la broma, amigo Álvaro, que la galería de fotos no ayudaría a desmentir la hipótesis de que vienes del futuro, dado que compartimos una precoz calvicie. Pero tal vez sea, esta, la cicatriz de una larga y sacrificada batalla de ideas. Recuerdo cuando nos vimos por primera vez hace poco más de dos años en una cafetería de Madrid, cerca de la avenida Filipinas, y te mostraba la agenda del nuevo movimiento iberista, así como un hallazgo personal: el hispanotropicalismo de Gilberto Freyre. Te enseñé el libro de este escritor brasileño O Brasileiro Entre Os Outros Hispanos: afinidades, contrastes e possíveis futuros nas suas inter-relações (1975), que ya estaba entre tus lecturas desde tus tiempos de joven investigador en Lisboa. Al fin y al cabo, como Freyre, Durántez Prados no deja de ser un futurólogo. Ha sabido como nadie leer el futuro porque ha entendido inclusivamente el pasado. Sin complejos. Abrazando todas las ventajas de ese acervo civilizacional compartido.

IMG-20181025-WA0006

El jueves 25 de octubre de 2018 se presentó el libro en un acto solemne de la Casa de América (Palacio de Linares), reuniendo a más de cien personas, haciendo las veces de una simbólica bisagra entre dos etapas de convergencia. Una bisagra entre lo que ha sido una primera exitosa convergencia iberoamericana y la “segunda y definitiva convergencia multinacional iberófona”. Se trata de una anticipación de lo que parece imparable. Más allá de la solemnidad de una platea representada por el cuerpo diplomático pan-ibérico, sus organismos de cooperación y los representantes del movimiento iberista (mPI e Íber), sobrevoló en el ambiente un ánimo constructivista compartido, lo que supone un verdadero pistoletazo de salida para la segunda etapa, la netamente iberófona, que, a su vez, suponga un relanzamiento del espacio iberoamericano, del espacio lusófono y de las relaciones triangulares entre Iberia, América y África. En este sentido se hace más necesario que nunca, por la crisis del mediterráneo y por el olvido de las últimas décadas, incorporar una visión estratégica permanente hacia África, con prioridad para los países de lengua ibérica. El catedrático brasileño y ex director de la Organización de Estados Iberoamericanos Paulo Speller ha protagonizado varios hitos panibéricos en los últimos años, ejerciendo de “piedra angular”, en perfecta coordinación con Durántez Prados, lo que demuestra la potencialidad que Brasil adquiere cuando asume un papel mediador. La historia del paniberismo guardara a este ilustre brasileño un lugar destacado.

Frigdiano Álvaro Durántez Prados ha guardado durante más de dos décadas el secreto geopolítico mejor guardado. No es que lo ocultase. Todo lo contrario. Fue publicando y registrando artículos, ensayos o su propia tesis doctoral de premio extraordinario. Su obra estaba disponible para todo aquel que la quisiese encontrar, pero no fue masivamente difundida por una cuestión de tempo y prudencia. Durántez Prados, como buen estratega, sabía que debía tener paciencia para llegar al momento adecuado para romper los huevos de esta innovadora tortilla iberófona. Y había que hacerlo bien, a fin de que no fuera abortada ni rebatida, como buen perfeccionista que es.

20181025_193944

“Iberofonía y Paniberismo. Definición y articulación del Mundo Ibérico” es, por decirlo mal y pronto, la biblia de la convergencia multinacional de los países de lengua portuguesa y española. El autor ha querido agotar el desarrollo de su hipótesis, validándola en la práctica, en primera persona como un agente activo, entre otros, clarificándonos los conceptos y abriendo esa puerta hacia la transición de lo iberoamericano a lo iberófono. Para ello Durántez Prados ha realizado un esfuerzo intelectual verdaderamente extraordinario, que, espero, algún día podamos reconocerle en toda su dimensión. El jueves 25 de octubre de 2018 fue el momentum de su carrera intelectual de hormiguita, como lo demuestra su minuciosa labor de elaboración y registro, bajo propiedad intelectual. El profesor catedrático de Historia de América Mario Hernández Sánchez-Barba nos advirtió de ello hace unos años: “quedamos a la espera de la gran obra definitiva del doctor Durántez”. Pues bien, una vez parido el proyecto y abierto en canal, toca que la inteligentzia de los países de lengua portuguesa y española, que sabemos que han recibido ejemplares, se pongan de acuerdo en un proyecto equilibrado y de beneficio mutuo. Y ese es el gran valor de la obra: su neutralidad (por encima de izquierdas y derechas), su firmeza, superando determinadas interpretaciones restrictivas y excluyentes de la hispanidad, y encontrando en la complementariedad un círculo virtuoso intercontinental entre lo hispano y lo luso. La obra nos regala también un espíritu cartográfico que nos llena de ilusión, aventura y sueños, típicamente juveniles, dentro del marco de proyección humanista que bebe de nuestra tradición renacentista.

El autor imprime su carácter en un proyecto ibérico ecuménico y humanista, que se reconoce en la historia intercontinental de la Península Ibérica. Estudioso de Portugal y la lusofonía, y consciente de las resistencias, está empeñado en hacer valer el carácter verdaderamente inclusivo del espacio multinacional panibérico o iberofonía. Amigo del nuevo movimiento iberista y promotor de la inclusión de Andorra en el espacio iberoamericano, ha sido quien ha identificado el papel estratégico de esta nación ibérica en el concierto iberófono e ibérico de naciones, como todo apunta que se demostrará en la Cumbre Iberoamericana de 2020.

mapa mundi

La Iberofonía es una nueva diplomacia que cataliza el proceso comunicativo tectónico, transoceánico e intercontinental panibérico, atropellando, desbordando, superando y empeñeciendo toda lógica separatista, presuntuosamente nacionalista, y toda lógica neoimperialista de las metrópolis, presuntuosamente eurocentristas. La Iberofonía también es una nueva escuela de pensamiento que probablemente cambie los destinos de nuestros pueblos. Y quien sabe si se convertirá en una nueva disciplina a estudiar en nuestras universidades, donde se explique el proceso y la propuesta, con toda su conceptualización: iberofonía, paniberismo y paniberofonía, de forma interdisciplinaria, con especial relevancia de los estudios lingüísticos, geopolíticos, económicos y antropológicos.

Es extremadamente importante que todo este marco general académico, discursivo y fáctico, que constituye todo un ofrecimiento sinceramente lusófilo, sea defendido como propio por los sectores portugueses que comparten, en privado, dicho marco para que convenzan, a los sectores más suspicaces, de la oportunidad que supone para Portugal esta internacionalización pan-ibérica. Por eso el autor dedica un apartado a la “sensibilidad portuguesa”.

Pasando desapercibido, Durántez Prados ha ido tenazmente cavando un túnel sobre los pies de nuestra diplomacia, no para socavarla, sino para relanzarla, en el marco de un reencuentro ibérico sólo comparable con aquel memorable Tratado de Tordesillas (1494). Por último, nuestro geopolitólogo nos deja el siguiente recado para que nuestras diplomacias, nuestros gobiernos y nuestras sociedades civiles asuman una agenda panibérica y pasen a la acción:

“Es hora, por tanto, de que esas diplomacias afronten con altura de miras este desafío ineludible –unas, superando sus complejos históricos; otras, evitando la tentación de la instrumentalización; las demás, reparando simplemente en la existencia y la potencialidad del Espacio de la Iberofonía– Porque es un reto, una tendencia y una propuesta que redunda en beneficio de todos los pueblos de lenguas española y portuguesa del mundo y de la Comunidad Internacional en su conjunto” (…) “Se trata de un conjunto multinacional que agrupa a más de 800 millones de personas y una treintena de países de todos los continentes, que constituye el primer espacio lingüístico del mundo, y que representa la quinta parte de la superficie del planeta, así como la décima en términos demográficos”.

Pablo González Velasco

IMG-20181025-WA0012Miembros del Partido Ibérico íber y del Movimento Partido Íberico junto al autor en la presentación del libro

 

LINK PARA LA COMPRA DEL LIBRO

Presentación del libro: Iberofonía y Paniberismo. Definición y articulación del Mundo Ibérico (25 de octubre)

 

Iberofonía y Paniberismo 
Definición y articulación del Mundo Ibérico

Jueves, 25 de octubre de 2018
19:30 h

Presentación de libro

iberofonia y pan

Participan:
Mario Hernández Sánchez-Barba, catedrático de Historia de América.
Paulo Speller, catedrático de Políticas Públicas.
Cecilia Yuste, directora de relaciones institucionales de Banco Santander.
Frigdiano Álvaro Durántez Prados, autor del libro.

Lugar: CASA DE AMÉRICA. Plaza de la Cibeles s/n

Confirmación de asistencia en este enlace:

https://casamerica.teenvio.com/form/casamerica/373/

La lógica y la potencialidad derivadas de la afinidad entre los dos principales idiomas ibéricos, el español y el portugués –únicas grandes lenguas internacionales recíprocamente comprensibles en líneas generales–, junto a numerosos elementos de naturaleza cultural, histórica, geopolítica y cooperativa, están en la base del llamado Espacio Panibérico o de la Iberofonía. Se trata de un conjunto que agrupa a más de 800 millones de personas y una treintena de países de todos los continentes, el primer espacio lingüístico del mundo, y que representa la quinta parte de la superficie del planeta y la décima en términos demográficos.

Frigdiano Álvaro Durántez Prados (Madrid, 1969), Doctor Europeus y Premio Extraordinario de Doctorado en Ciencia Política por la Universidad Complutense de Madrid, es pionero en la corriente contemporánea del Paniberismo o Iberofonía, teoría y tendencia geopolítica y cooperativa que propugna la definición y la articulación de un Espacio Multinacional de Países de Lenguas Española y Portuguesa de todos los continentes.

cartelPreventa: https://www.amazon.es/Iberofonía-Paniberismo-Definición-articulación-ibérico/dp/8416159297/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1539678779&sr=8-1&keywords=iberofonia

Declaração de Lisboa – Homenagem do Movimento Partido Ibérico ao autor deste blog

Ainda na sequência do segundo aniversário da Declaração e Lisboa queremos mostrar-vos, (em baixo), o momento da assinatura solene do documento; por parte do mPI (Paulo Gonçalves) e do Íber (D. Ramón Lara).

O anfitrião é Pablo González Velasco, um especialista em relações Ibero-americanas e um apaixonado pela sua língua materna e também pelo Português. O evento foi em Lisboa a um de Outubro de 2016, por respeito à língua de Camões e pela sua enorme alma quis apresentar a cerimónia em Português com apaixonante sotaque Brasileiro. Pablo González Velasco foi o catalisador y a ponte entre o partido ibérico Íber e o mPI, foi quem trazia e levava os contributos ao documento, que se iam colocando e amadurecido, por parte das pessoas do Íber e do mPI. Hoje continua apaixonado e a fazer força para ajudar a construir o Iberismo do sec.XXI; paralelamente continua a estudar e a procurar a excelência na ciência das relações Ibero-americanas. No presente é licenciado em Economia, tem um mestrado em jornalismo e, no imediato, a prepara uma tese de doutoramento em antropologia Ibero-americana.
Obrigado Pablo, queremos-te sempre por perto.

Ligação para vídeo https://www.facebook.com/movimentoPartidoIberico/videos/1142232179201442/

Fonte: http://www.movimentopartidoiberico.com/detalhe-actualidades.php?id=796

Brasil concede el plácet al nuevo embajador de España, Fernando García Casas. EFE. Boa sorte, embaixador.

El Gobierno de Brasil concedió hoy el plácet de estilo al nuevo embajador de España en el país, Fernando García Casas, diplomático de 61 años y con una amplia experiencia en América Latina y en el servicio exterior, informó hoy la cancillería.

García Casas, quien desde diciembre de 2016 se desempeñaba como secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, reemplazará en Brasilia a Fernando María Villalonga Campos, quien estuvo al frente de la misión española en Brasil poco más de un año.

Licenciado en Derecho y Filosofía y Letras, García Casas ingresó a la carrera diplomática en 1983 y estuvo destinado en las representaciones españolas ante el Consejo de Europa (Estrasburgo), Israel y Naciones Unidas en Ginebra, entre otras.

García Casas también fue director del gabinete de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) desde su creación en 2005 hasta 2014, bajo la dirección de Enrique Iglesias, organismo encargado de implementar los mandatos de las Cumbres Iberoamericanas.