[01/10/2016] Rueda de prensa / Conferência de Imprensa de la Cumbre/Cimeira de Lisboa

Reproduzco convocatoria a la prensa del mPI y el Íber

Estimados iberistas:

Desde el Movimento Partido Ibérico y el Partido Ibérico Íber anunciamos la próxima Cumbre/Cimeira de Lisboa que celebraremos el sábado 1 de octubre en el Hotel Turim Europa de Lisboa, donde se aprobará la DECLARACIÓN DE LISBOA, que establecerá el discurso y marco político de ambas organizaciones, la ESTRATEGIA UNITARIA IBÉRICA ante la Unión Europea y un PLAN IBÉRICO DE EMERGENCIAS.

Rueda de prensa abierta a las 17:30 (18:30 hora española). Posibilidad deasistencia vía streaming en nuestra página de Facebook: Partido Ibérico Íber

http://www.partidoiber.es/

¡Ayudadnos a difundir esta cita con la Historia!

A PROBLEMAS IBÉRICOS, SOLUCIONES IBÉRICAS
CONSTRUYENDO EL #IBERISMO DEL SIGLO XXI

#CumbreDeLisboa @sp_iber
https://www.facebook.com/events/192240091187974/

a-problemas-ibericos-soluciones-ibericas

Anuncios

¡Iberistas al tren!: Destino Cumbre/Cimeira de Lisboa

La cuenta atrás para la Cumbre de Lisboa está en marcha. En una noche como esta, dentro de una semana, estaré cogiendo el Tren Hotel Lusitania en Chamartín.

tren-nuevo-recorridoTras 130 años pasando por Extremadura, a partir de 2o12 pasa por Salamanca

En 1879 se inaugura la línea ferroviaria entre Madrid y Lisboa, hija del periodo de mayor auge del iberismo y contemporánea del mayor intercambio cultural entre España y Portugal. Lo que entonces fue un gran avance, hoy es una reliquia, como así lo denunciaba hace unos días en una Carta al Director de El País, el ciudadano Juan Ribó, con estas palabras:

“¿Libertad de movimientos, viajeros, bienes, servicios, capitales, etcétera? Pues bien, España-Portugal, verano de 2016. Única conexión Madrid-Lisboa por tren: Trenhotel Lusitania; duración del trayecto: 9 horas y 5 minutos, según la página web de Renfe. Recorrido (bellamente decimonónico): Madrid Chamartín, Ávila, Medina del Campo, Salamanca, Ciudad Rodrigo, Fuentes de Oñoro, Vilar Formoso, Guarda, Celorico da Beira, Mangualde, Santa Comba Dão, Coimbra, Pombal, Caxarias, Entroncamento, Lisboa-Oriente y Lisboa Santa Apolónia ¿Precio? Lo que no está escrito. Ventanilla: “Viajes internacionales”. No tenemos nada más que añadir. ¡Felicidades al proyecto Europa, y enhorabuena España”

madrid-lisboa

Este hecho es la metáfora y la realidad de la distancia mental entre ambos países, así como de la falta de infraestructuras modernas. A la postre, como decía Buñuel, Portugal era aquel país que para la mayoría de españoles “estaba más lejos que China”.

Iberistas de toda España y Portugal iremos a Lisboa. Tras superar la todavía existente frontera de la opinión pública, tendremos el reto de explicar con humildad a aquellos compatriotas ibéricos, que sean fervientes nacionalistas defensivos portugueses, que poco sentido tiene calificar de “anexionismo” al iberismo cuando la mayoría de iberistas somos apasionadamente “lusófilos”. Todo lo contrario: es mucho más fácil acusarnos de “agentes” de Portugal en España, dado que promovemos el liderazgo y la expansión cultural y lingüistica lusa en el conjunto peninsular y en el mundo.

La excepcionalidad histórica de la Cumbre de Lisboa es un hecho, pese a no ser tan nutrida, como la del Congreso federalista iberista de Badajoz de 1893, ni contar con la presencia de tantas personas relevantes. POR PRIMERA VEZ EN LA HISTORIA dos fuerzas políticas una portuguesa y otra española, declaradas abiertamente iberistas, se encuentran en territorio portugués, siendo que la constitución del español Partido Ibérico Íber es consecuencia del portugués Movimento Partido Ibérico. Por tanto, es imposible que dicha Cumbre sea vista como un acto hostil a la soberanía portuguesa.

iberismo-cumbre-lisboa

Esta Cumbre llega después de la organización, de lo que ya es moda, de diversos Cafés Iberistas (Madrid, Sevilla, Puertollano,…) que supone recuperar una tradición intelectual pero al mismo tiempo abierta a toda persona que le guste la idea. Al fin y al cabo, al iberismo se puede llegar por pura lógica e intuición. Es una propuesta racional y pragmática, si se piensa bien.

cafe-iberistaCafé Iberista de Madrid para simpatizantes de Íber. Sábado 10 de septiembre.

Frente al guirigay y la jaula, no ya de grillos, sino de troles, que habitan en las redes sociales (con algunas heroicas excepciones), aparecerá por primera vez negro sobre blanco un discurso político que estructurará una propuesta política debatida, seria y constructiva. Una propuesta que sigue el hilo histórico del iberismo pero que también quiere innovar, por eso Íber y el mPI hablan de “Iberismo del siglo XXI”, que incorporará una estrategia hacia la Unión Europea y hacia los países que hablan portugués y español en todo el globo terráqueo. Una propuesta que parte de un análisis realista y que usa conceptos y terminología que se basan en la jurisprudencia política y diplomática.

Todo aquel recién llegado a las lides del iberismo exige inmediatamente respuestas concretas: Monarquía-República, economía, lenguas oficiales, capitales, etc… Lo cual es algo natural porque es un asunto que despierta la curiosidad de todas las personas independientemente de su credo político. Pero yerran si la respuesta tiene que ser una fórmula cerrada, construyendo imprudentemente la casa por el tejado. Muchos insisten en la dicotomía Monarquía y República, ignorando que en la cuasiconfederal Unión Europea conviven ambas formas de gobierno sin ningún problema. Sólo cuando se llegue a la fase de creación de una entidad única, ahí tendrán que ser consultados los ciudadanos. Hasta entonces, los acuerdos son entre Estados soberanos, acuerdos que no atañen a su forma de gobierno. Lo que sí es absolutamente urgente es que todos los iberistas usemos los mismos términos y los mismos conceptos para que el Iberismo del Siglo XXI tenga una difusión efectiva. Esa es nuestra propuesta, que presentaremos en Lisboa el día 1 de octubre.

santapolonia

No nos precipitemos, la UE ha recorrido ya varias etapas de integración comercial y económica, así como la cooperación transfronteriza, pero no ha conseguido romper el efecto frontera de las mentalidades y se ha manifestado como insuficiente en la coordinación política y en la defensa conjunta de intereses comunes peninsulares. Incluso hoy en día nadie esconde la creciente parálisis de la UE. La aproximación política de los Estados soberanos ibéricos tiene que recoger el testigo de la integración europea, profundizando en lo que se ha hecho de positivo y creando nuevas instituciones ibéricas para coordinarnos mejor. Dichas instituciones deberán generar un sentimiento de comunidad ibérico e iniciar un proceso político ibérico de integración en una nueva entidad en pie de igualdad. Conocernos mejor y plantearnos nuevos retos en esta aldea global, son objetivos que forman parte del ADN del Iberismo del Siglo XXI.

El 1 de octubre comienza una nueva etapa histórica para el iberismo, cuyo primer paso es abrir el melón del debate público. Llego la hora y llegó el día. ¡Iberistas al tren!

Pablo González