Compromiso por la Iberofonía. CONCLUSIONES – Fórum de Juventud de la CPLP e Iberoamérica celebrado en Cascáis

CASCAISFORO JUVENTUD CASCAIS CONCLUSIONES(PDF)__(…).En concordancia con los planteamientos y realizaciones del Fórum de Juventud de la CPLP e Iberoamérica celebrado en Cascáis, el OIJ y la CMJD-CPLP instan a las altas autoridades de la CPLP y de la Comunidad Iberoamericana de Naciones para que, en el ejercicio de sus competencias, avancen en el proceso de articulación de un espacio multinacional de países de lenguas española y portuguesa sin excepciones geográficas; un Espacio de la Iberofonía conformado por más de 750 millones de personas –gran parte de ellas jóvenes- y una treintena de naciones de todos los continentes que representa el primer bloque lingüístico del mundo y la décima parte del planeta en términos demográficos y territoriales.

Su articulación dará gran visibilidad e influencia a nivel internacional al conjunto de los países iberófonos; promoverá aún más la cooperación horizontal y triangular entre sociedades y Estados de América, África, Europa y Asia; y contribuirá a fortalecer la mayor diversidad cultural y lingüística del mundo en beneficio de toda la Comunidad Internacional.

Finalmente y por todo ello, los espacios de la CMJD-CPLP y el OIJ se comprometen a elevar estas Conclusiones a los órganos directivos de ambas instituciones con el fin de trazar una hoja de ruta que dé cumplimiento a las líneas aquí señaladas.

 

Anuncios

“Casarão” – Relato ganador del certamen de microrrelatos en portugués 2018. Vallecas. Blimunda.

Residentes em Espanha e Portugal, língua portuguesa.

GANADORA 2018: Cosma Dos Santos Silva, por el microrrelato Casarão.

Casarão

Nas noites de lua meu pai tinha o costume de reunir os meninos do bairro e contar histórias. História de todo tipo. Mas nossa maior curiosidade era saber sobre o casarão velho e mal-assombrado, onde vivia um velho triste, calado.

Meu pai começou dizendo que o velho carregava nas costas um enorme fardo; o fardo de sua ignorância e a culpa de sua brutalidade.

Dizem que o velho era um homem severo e ruim. Para suas filhas só queria doutor. Hoje ele carrega nas costas a culpa e a dor de haver prendido sua filha num dos quartos. Os únicos pecados dela foi ter se apaixonado e emprenhado de um pobre rapaz!

Pobre mocinha! Sofreu feito uma condenada por mais de nove meses. Seu futuro era incerto, mas seus gritos de dor e agonia eram constantes. Até a comida era servida por baixo da porta. A chave o velho levava pendurada na cintura. Mas sua maior dor mesmo foi quando ela deu à luz sozinha, sem ajuda de ninguém, trancafiada naquele quarto! Ninguém sabe de certo o que se passou com a criança, nem naquela casa!

Muitas vezes na calada da noite é possível ouvir gritos vindo do casarão.

casarao

[Breve relato iberista de ficción] Ibéricas calabazas

Nunca supe si esos dos hermanos mellizos, que nunca se saludaban en la calle, sabían que eran hermanos y que eran mellizos. Se disimulaban, pero se miraban de reojo. Los ojos de él: eran los de un enamorado de un amor imposible. Los de ella: los de un amor prohibido que intenta olvidar. A decir verdad, habían pasado muchos más años separados que juntos, pero tampoco nunca lejos: vivían en el mismo barrio y sus vidas discurrían como dos ríos paralelos. Las exageradas y superficiales vestimentas y formas de andar daban a entender que ella marcaba diferencias por algún trauma de infancia. Ella era: lírica, austera y ensimismada; él: tragicómico, recio y bocazas. Destinados a ser dos medias naranjas, en realidad eran tres cuartos frente a un cuarto de naranja. De repente un día se chocaron en la calle. Acabaron en el suelo uno encima del otro. Se miraron a los ojos; y en un acto reflejo quedaron paralizados, producto de siglos de estériles seducciones y frustrantes calabazas. Ella, con su portuguesísima y escurridiza personalidad, se levantó y le dijo a nuestro buen hombre: “¡De España: nem bom vento, nem bom casamento!”. Es la maldición del incesto ibérico.

Pablo González

Relato presentado en el V Certamen de Microcuentos Blimunda – Vallecas Calle del Libro

El iberismo debe diferenciar entre confederación europea y confederación ibérica

Desde los años noventa se suele decir que “Europa ha matado al iberismo”. Lo cierto es que gracias a Bruselas, el iberismo ha cumplido una parte de su programa especialmente a lo que se refiere a la movilidad completa de mercancías, capitales y personas. Este hecho hubiese sido inimaginable entre Madrid y Lisboa. Todo lo conseguido hay que preservarlo. Sin embargo, el iberismo no se agota con el europeísmo. Hay una agenda intraeuropea y extraeuropea netamente ibérica a la que debíamos de dar respuesta sin necesidad de nuevas cesiones de soberanía. Se trata de coordinarnos en una estrategia común. Una estrategia de mejor conocimiento interno peninsular, apoyo mutuo y proyección iberófona internacional.

union

Hoy en día está de moda decir que la Unión Europea ya implica una confederación ibérica. En círculos iberistas esto significa “pasar pantalla”: superar la propuesta de confederación ibérica. Esto no es cierto porque una confederación ibérica implica un nivel IBÉRICO de exclusividad y bilateralidad, que hoy por hoy NO EXISTE. Lo que hoy existe es una multilateralidad entre 28 Estados: una macroconfederación continental (tratados intergubernamentales). Las decisiones y estrategias se consensuan a 28, y no a 2. No se trata de hacer una confederación ibérica en oposición a la europea, todo lo contrario: son perfectamente compatibles. Cada una cumple su función. Y la confederacion ibérica cumple su función dentro de la europea y fuera de la ella. La confederación ibérica tenía sentido antes de la UE, la tiene durante la UE y si algún día el proyecto europeo fracasase: tendrá sentido después de la UE.

La clave de hoy es tener instituciones confederales exclusivas ibéricas, sin perjuicio de mayores profundizaciones federativas del marco europeo o de ulteriores sueños de unificaciones soberanas pacíficas y voluntarias. Lo que urge es una conexión política permanente entre Lisboa y Madrid, de igual a igual, con protagonismo de la región ibérica de La Raya, sin necesidad de mediaciones con Bruselas. Sin disolvernos en la multitud de países del continente. Europa contiene al iberismo, pero no lo agota. Y el paniberismo lo desborda con claridad. Nuestra cultura tiene elementos europeos y extraeuropeos. Necesitamos crear una comunidad ibérica de sentimiento y cultura como tarea previa y paralela al proceso político.

Hay mucho trabajo por hacer en coordinación de estructuras de Estado, opinión pública, memoria colectiva y educación en clave ibérica. Y para eso sólo hace falta tener un tratado de cooperación ambicioso y estratégico subregional ibérico (incluyendo a Andorra), con el apoyo de aquellos medios de comunicación que quieran también transformarse en ibéricos. Y esto puede hacerse perfectamente en el marco confederal europeo y no se nos antoja que sea poca cosa.

Pablo González